La imaginación da de sí hasta límites insospechados… amanece, la gente corre estresada a sus puestos de trabajo y yo, mientras, me dispongo a disfrutar de mi súper día en casa: cafetazo en mano, junto a la mejor ventana y los rayos del sol iluminando esta bendita jornada. Suena Perfect Concentration en Spotify mientras recibo la llamada de mi mejor cliente. Es entonces cuando paso del rincón perfecto, estrictamente organizado por el planificador de espacios de trabajo de Ikea, al sillón Eames… mi cliente lo merece, ché, el glamour ha entrado en la república independiente de mi casa.

Valeeeeee… ¿En qué momento nos hicieron creer que el home office molaba?

Amanece, la gente sale a la calle y respira. Tú, café en mano, miras incrédulo cómo ha quedado tu casa tras la hecatombe zombie matutina. Una leve brisa circula por tu área de trabajo, hay que ventilar. Suena un centrifugado perfecto desde la cocina. Será mejor que salga al balcón para atender la llamada de mi mejor cliente. Si supiera qué modelazo llevo mientras hablamos de Marketing Experiencial… Eyyyy ¡hora del coffee break! Voy a pasar la ropa de la lavadora a la secadora mientras voy planificando mi próxima jornada de networking.

Resignifica tu casa y tu trabajo. Desde Betahaus, en colaboración con los espacios de coworking más importantes de España, entre los que se incluye PBC, os animamos a cambiar de vida y trabajar desde un espacio de coworking.

¡Vídeo de campaña molón!:

Si quieres trabajar en PBC, estas son nuestras tarifas. No olvides que esto no es una oficina. Es un espacio donde se impulsará tu proyecto, rodeado de una comunidad de profesionales que trabaja y vive diferente. ¡Bienvenid@!